Lunes a Viernes - 8:30am A 9pm

Contacto : (+34) 952 21 54 48

REFORMER: LA MÁQUINA DE JOSEPH PILATES PARA CAMBIAR EL MUNDO.

CONOCE LA INTERESANTE HISTORIA QUE HAY DETRÁS DE ESTE APARATO DISEÑADO POR JOSEPH PILATES PARA REFORMAR EL  CUERPO.

Una clase de Pilates Studio tiene como eje central la utilización de una serie de aparatos que nos permiten realizar los ejercicios de la manera en la que el propio Joseph Pilates los concibió. Empezamos con la máquina más famosa de todas, el “reformer” o reformador.

Para los que no estáis del todo familiarizados con el Pilates, entendemos que puede dar cierto respeto el uso de estos equipos. Pero después de leer esta publicación, ya no veréis el “reformer” como una simple máquina. Merece la pena conocer su historia y sobre todo, el objetivo que perseguía Joseph Pilates con ella.

 

Si nos paramos a analizar un “reformer” podemos definirlo como una plataforma con un carro deslizante que se desplaza a lo largo de la misma. Además del carro, otras partes del  “reformer” son el cabezal, las correas, los muelles, el freno o la barra de pies. Algo parecido a una cama cuya superficie está dotada de movimiento y con la que puedes realizar distintos ejercicios en diferentes planos y con resistencias variables. Puede que con estos datos, alguno siga sin entender de qué tipo de aparato estamos hablando, o que se esté imaginando una de las típicas máquinas que pueden verse en un gimnasio. Así que hemos ilustrado este post con imágenes.

 

Se trata de la primera máquina que Joseph Pilates diseñó y que aún sigue ocupando un puesto preferente en los estudios de Pilates de todo el mundo. Pero lo realmente interesante, más allá de conocer las partes que lo componen o los ejercicios que en ella se pueden realizar, es conocer el objetivo con el que Pilates inició el desarrollo de esta máquina que no era ni más ni menos que el de cambiar el mundo reformando los cuerpos. Uno a uno. De ahí, que se decidiera por denominarlo “reformer” o reformador.

 

Joseph Pilates llegó a la conclusión de que si dejamos de mover nuestro cuerpo de la forma en que se supone que debemos, éste deja de funcionar eficazmente. En lugar de desarrollar otra disciplina deportiva, medicina o tratamiento, desarrolló un sistema de ejercicios con el objetivo de reconectarnos con la forma original de movernos como un ser humano, siendo a la vez un medio para deshacer el daño causado por el estilo de vida sedentario. Además, se preocupó por diseñar equipamientos que mejoraran la postura durante los momentos de “no movimiento”. Éstas son las bases de la disciplina que en Pilates Málaga Center llevamos compartiendo desde hace más de 15 años.

 

Fueron varias las razones para que Joseph Pilates diera un paso más y no se conformara únicamente con el repertorio de ejercicios de suelo. Por un lado, se dio cuenta de que pocas personas eran capaces de desarrollar los ejercicios correctamente. Él explica: “Por supuesto que se puede ejercitar uno sin máquinas pero el trabajo no es tan eficiente, por lo que llevaría más tiempo. Con ellas, tres o cuatro horas de trabajo a la semana es suficiente“.

Su intención era que el “reformer” se convirtiera en un maestro en si mismo, porque facilita la calidad de movimiento que buscamos en una práctica de Pilates: fuerza, longitud, oposición... pero no por ello debemos de obviar el papel de los profesores de Pilates, que deben estar presentes en las sesiones de Pilates Studio con la finalidad de lograr un diálogo entre el alumno y la máquina. De este modo, ayudan a establecer un antes y un después, desde que el alumno se sube al “reformer”  y sus dedos de los pies tocan la barra hasta que su cuerpo, ya reformado, se baja de ella.

 

Sabiendo lo que ahora sabes del “reformer” ¿Te sigue pareciendo una simple máquina para hacer ejercicios? Todos los que formamos parte de Pilates Málaga Center, estamos plenamente de acuerdo (no podría ser de otro modo) con el planteamiento inicial de Joseph Pilates de cambiar el mundo reformando los cuerpos. ¿A qué esperas para reformar el tuyo?