Lunes a Viernes - 8:30am A 9pm

Contacto : (+34) 952 21 54 48

REDUCE EL CONSUMO DE PLÁSTICO CON ESTOS CINCO PASOS. EL PLANETA TE LO AGRADECERÁ

DESDE PILATES MÁLAGA CENTER TE ANIMAMOS A QUE APORTES TU GRANITO DE ARENA EN LA CONSERVACIÓN DE LA TIERRA.

Ya no vale la excusa de que no puedes hacer nada para contribuir a la conservación del planeta.  En los últimos años, se han incrementado las opciones para que podamos reciclar de formas más diversas y afortunadamente ya no se estamos limitados de manera exclusiva a la separación de los residuos que generamos diariamente.

El foco ahora está puesto en el consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente. Todos hemos visto algún video en el que se nos muestran establecimientos que han eliminado el plástico casi de manera total de sus instalaciones. Y, a pesar de lo que a priori pueda parecer, es bastante más sencillo y asequible para el ciudadano de a pie, reducir de manera considerable el uso de plásticos.  Y si no te lo crees, aquí te dejamos unos cuantos consejos que puedes empezar a poner en práctica desde hoy mismo. Verás como no es tan difícil ni supone un aumento del gasto para tu bolsillo.

  1. Evita el uso de bolsas de plástico.  Seguro que tienes en casa bolsas de tela, reutilizables, mochilas, bolsos, carrito de la compra…. Infinidad de opciones para evitar que cada vez que vayas a hacer la compra, tengas que pedir bolsas de plástico. Esta es la medida más extendida actualmente y como sabrás, el uso de tus propias bolsas además de beneficiar a nuestro planeta, aporta un ahorro a tu bolsillo.

 

  1. Utiliza botellas y recipientes para líquidos de otros materiales distintos al plástico. Párate un momento y piensa la cantidad de plástico que usamos únicamente para beber agua. Por ejemplo, en tu trabajo, cada vez que te acercas a la máquina de agua para servirte un vaso (de plástico). O diariamente,  cuando metes en la mochila de tu hijo una botellita de agua (de plástico) para el cole. Cambiar estos hábitos, que realizamos casi de manera automática, puede suponer un ahorro diario de gran cantidad de plástico por persona. Al  extrapolar estas nuevas costumbres al resto de la sociedad, el ahorro es más que significativo. Llévate al trabajo una botellita de vidrio o de acero inoxidable y haz lo mismo con tus hijos. La inversión está más que amortizada si piensas en el coste medioambiental que supone.

 

  1. Guarda los tapones para reciclarlos. Seguro que conoces a alguien que se encarga de recopilarlos y estarás contribuyendo a una buena causa. En contra de lo que puedas pensar, prácticamente todos los envases tienen tapones de plástico que se puede reciclar. No te limites a guardar los tapones de las botellas. Echa un vistazo a tu alrededor y verás que puedes conseguir un buen número de ellos con los tapones de los productos de limpieza, de higiene personal…

 

  1. Cada vez es más frecuente ver en los mercados a personas que acuden a realizar su compra de productos a granel utilizando sus propios recipientes o bolsitas de tela. De esta forma estarás reduciendo el consumo de plásticos para  transportar verduras, legumbres,  frutos secos y cualquier alimento que puedas comprar al peso. Muchos de los propietarios, lejos de mostrarse reticentes, agradecen este tipo de iniciativas por parte de sus clientes.

 

Sin ánimo de hacer boicot a las grandes superficies, evita en la medida de lo posible, comprar productos que vengan envasados en recipientes de plástico de manera innecesaria. Recientemente se ha iniciado en las redes sociales una auténtica batalla contraria al uso inadecuado de este material  en determinados alimentos como por ejemplo la fruta y la verdura. Además, muchos de estos  establecimientos ofrecen en los mismos productos a granel y sin envoltorio de plástico. Esta opción, libre de plástico, es la más coherente y respetuosa con el  medio ambiente.

En definitiva, todo lo expuesto hasta el momento son pequeños gestos cotidianos que no nos suponen ningún tipo de incremento económico considerable y el beneficio obtenido de ponerlos en práctica es incalculable. Y si lo multiplicamos por cada uno de nosotros, queda claro que el impacto positivo de nuestras acciones sobre el planeta es fundamental.

Desde Pilates Málaga Center estamos más que concienciados con el  respeto y la sostenibilidad de nuestro entorno, y por ello, todos nuestros profesores tienen ya su botella reutilizable para reducir el consumo de vasos de plástico en nuestras instalaciones. Además, a partir de septiembre, sustituiremos la máquina expendedora de agua por una fuente en la que podréis rellenar vuestra botella. Desde aquí, os animamos a que hagáis uso de la misma. Y recordad que cada gesto, por pequeño que sea, suma.







whatssap
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información