pilatesmalaga@gmail.com

+34 952 215 448

Pilates y Masajes

 

Pilates y el masaje son maravillosos complementos.

La práctica de pilates revela los desequilibrios que se encuentran en el centro de nuestra estructura. Los desequilibrios se desarrollan de forma natural en la vida diaria. Nuestra sociedad nos obliga a sentarnos durante horas (incluso los niños pequeños), vestirnos con ropa que inhibe nuestra circulación, caminar sobre pavimento duro. Nuestros cuerpos son muy adaptables, y se adaptan a estas condiciones no naturales mediante el fortalecimiento de algunos músculos al tiempo que debilita los demás.

Pilates fortalece los músculos ignorados durante años por nuestros hábitos. Pero mientras trabajamos unos músculos, sus homólogos se van debilitando. Una manera de impulsar a este proceso es recibiendo un masaje de un terapeuta experto. El masaje puede aumentar los efectos de pilates, ayudando en el re-equilibrio de nuestros cuerpos, mientras que disminuye el tiempo de recuperación entre los entrenamientos.

El proceso consiste en lograr el equilibrio en nuestro cuerpo, siendo importante estirar y fortalecer simultáneamente. Al fortalecer los músculos débiles y sobrecargados se aflojan los músculos apretados, usados en exceso.

 

El fortalecimiento de un músculo permite que se relaje su antagonista, el músculo que realiza la acción opuesta. Recibir un masaje entre las sesiones de pilates libera y afloja los músculos tensos, fortalece su antagonista, aumenta la eficacia de entrenamiento y fomenta el equilibrio estructural.

  • Pies:

Los pies por naturaleza están diseñados para caminar descalzos, sobre el suelo elástico, la tierra. Pero el pie moderno, en contra de la naturaleza usa calzado y camina sobre pavimento, lo cual crea durezas. Esto impide acceder a los músculos y los movimientos intrincados de los pies. El masaje puede romper las adherencias en las plantas de los pies, estirar la fascia plantar, y aflojar los tobillos. Cuando nuestros pies se hacen flexibles, comenzamos a sentir mas movimientos, flexibilidad, fuerza, podrá trabajar más como una mano, apoyando mejor y con mayor equilibrio.

  • Espalda, pecho y cuello:

Prácticamente todo lo que hacemos (cocinar, leer, escribir, conducir, etc.) hace que nuestros músculos del pecho se contraigan oprimiendo nuestra respiración, los hombros se sitúen hacia delante en una posición encorvada y el cuello se desequilibre. Un masaje centrado en la compresión, el estiramiento de los músculos pectorales y suboccipitales puede ser muy influyente, mejorando nuestra respiración y restableciendo el equilibrio en hombros, espalda y cuello.

 

Las personas que han hecho Pilates durante un tiempo tienden a liberar la tensión muscular con mayor facilidad durante el masaje. Vienen a cada sesión de masaje con diferentes temas, lo que demuestra que nuestros cuerpos son maleables y en constante cambio, cuando trabajamos continuamente con ellos.

 




CONSULTAS

Para resolver cualquier duda o solicitar información:

C/ Pintor Guerrero Castillo, 1
(Paseo Marítimo Ciudad de Melilla)
Málaga, 29016

(+34) 952 21 54 48

pilatesmalaga@gmail.com



Copyright© 2015. Pilates Málaga Center. Todos los derechos reservados.
Página web creada por: Hostiberi.com

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.
OK | Más información